ANFEL

Asociación Nacional Fabricantes e Importadores Electrodomésticos

91 411 2705 / 91 563 3822 Contáctenos

Etiquetado energético

La primera legislación sobre el etiquetado energético data del año 1994 (Directiva Marco traspuesta según Real Decreto 124/1994, de 28 de Enero, así como Directivas particulares para aparatos de refrigeración, lavadoras, secadoras, lava-secadoras, lavavajillas y hornos).

En 2010 se publicó una nueva Directiva Marco, 2010/30/UE.  A partir de ese año se han ido publicando los Reglamentos particulares de aplicación de ésta para aparatos de refrigeración, lavadoras, lavavajillas, secadoras, campanas, hornos, calentadores de agua, aspiradores y aparatos de aire acondicionado. Los cambios fundamentales son la inclusión de las nuevas categorías energéticas A+, A++ y A+++ (las dos primeras ya existían para los aparatos de refrigeración) y la inclusión de pictogramas para los diferentes parámetros del etiquetado. En el caso de productos con etiquetado energético antiguo, la legislación permite que puedan exponerse y venderse legalmente en cualquier momento.

Para  lava-secadoras se publicará más adelante el Reglamento del nuevo etiquetado energético. Hasta ese momento, sólo se podrá utilizar el etiquetado actual.

Tanto el etiquetado actual como el nuevo obligan a los distribuidores de electrodomésticos a etiquetar todo producto expuesto en los lineales, mediante etiquetas energéticas que los fabricantes deben entregar a dichos distribuidores. El objetivo del sistema de etiquetado energético es ofrecer la opción al usuario para que pueda comparar productos de las mismas características y de diferentes marcas, en lo referente a los consumos de energía y otros parámetros relacionados, favoreciendo así la utilización de los aspectos medio ambientales en la compra de electrodomésticos. Para ello las etiquetas disponen de unas clasificaciones energéticas que abarcan desde la “A”  (o “A+++” si se trata del nuevo etiquetado energético),  producto de menor consumo de energía hasta la “G”  (o “D” en ciertos casos con el nuevo etiquetado energético),  producto de mayor consumo de energía, acompañadas de datos adicionales de relevancia y clasificaciones desde el punto de vista de la aptitud para la función de dicho producto (eficacia de aclarado, centrifugado, etc.). Se adjuntan los formatos oficiales en pdf de las etiquetas energéticas para cada tipo de producto, para su descarga e impresión.

Se puede encontrar más información en el folleto siguiente (pulsa para descargar) y en la página de Internet http://www.newenergylabel.eu . También puede encontrarse información sobre la ficha del etiquetado energético en la guía ANFEL al respecto (pulsa para descargar).

Se incluye además una tabla con los ahorros económicos obtenidos por la adquisición de Electrodomésticos Eficientes (pulsa para descargar).